¿Cuántas veces han oído a alguien decir: “Eso me hace lo que el viento a Juárez”?  La connotación que le damos en México a esa frase es que la persona que la dice se cree inmune a lo que sea que haga referencia. Por ejemplo una persona podría decir: “A mí la influenza me hace lo que el viento a Juárez”, por lo que asumiría que no le pasaría nada, aunque puede que no sea así. ¿De dónde viene ésta frase?

Nadie sabe a ciencia cierta el origen de la frase, sin embargo, se tienen dos teorías principales, obviamente las dos hacen alusión a Benito Juárez.

La primera hace referencia a la infancia de Benito Juárez, y se puede encontrar en el libro “Un indio zapoteco llamado Benito Juárez” de Fernando Benítez. Cuenta que cuando era niño, solía ir a cazar animales pequeños acompañado por otros niños. En una ocasión se embarcaron en una pequeña canoa y fueron sorprendidos por un ventarrón. Los niños, asustados, abandonaron la embarcación y nadaron a la orilla, sólo Benito se quedo en ella y aguantó hasta que terminó el ventarrón. En los siguientes días nació la frase en el pueblo de Guelatao.

La segunda teoría es posterior a la muerte de Benito Juárez y hace referencia a un mural en el que se mostraba a Benito Juárez tan peinado y bien vestido como siempre, mientras que en el fondo una bandera ondeaba como si estuviera siendo afectada por un viento muy intenso. La falta de congruencia en el cuadro dio origen a la idea de que a Benito Juárez ni el viento lo despeinaba, con lo cual pudo haber surgido la frase.

Sea cual sea el origen de la frase, ésta hace una clara referencia al poder y suerte que tuvo Juárez para repeler las agresiones, tanto extranjeras como internas, que lo hicieron uno de los presidentes más importantes de los últimos 200 años en México.

Espero que esto resuelva la duda de @pepeontiveros



23.061 Views
loading...