¿De dónde viene la palabra fayuca?

Cuando @pepeontiveros me mandó esta pregunta me acordé de mi infancia:

A mediados/finales de los ochentas era complicado conseguir artículos importados, particularmente los que más llaman la atención de los niños: dulces y juguetes. Afuera de todas las escuelas del país siempre había un tipo, normalmente apodado “El Güero”, que vendía todo tipo de dulces: Nerds, Milky Way, Fun Dip, el chicle de cinta métrica, el chicle en forma de pasta de dientes, Runts, Sweetarts, Mambas y todo un sinfín de posibilidades para un niño que busca una sobredosis de azúcar.

Para los adultos existía una situación similar, en algunos mercados se vendían artículos electrónicos que no era posible encontrar en ningún otro lado. Los walkmans, cassettes y juegos de video eran sumamente cotizados. Fue en estos años donde florecieron lugares como Perinorte y Pericoapa, lugares donde se podía conseguir todo esto. A la mercancía se le llamaba “fayuca”, mientras que a los que la vendían les decían “fayuqueros”. Con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio en 1994, los productos que antes solamente se conseguían en la fayuca ya se conseguían prácticamente en cualquier lugar.

Hoy en día todavía se utiliza esta palabra sobre todo cuando se habla de decomisos de mercancía ilegal. ¿De dónde proviene?

La palabra fayuca se puede rastrear al árabe “falucha” o “falucca”, que es una pequeña lancha con la cual se contrabandeaba mercancía robada o ilegal sin pagar impuestos o aranceles. Con la llegada de los árabes a España éste término encontró camino al idioma castellano de forma muy similar a como lo hizo el término “arroba”. Poco a poco el término se fue confundiendo con los mercados dónde se vendían los bienes ilegales, y con su llegada a las colonias, acabó haciendo referencia a la mercancía.

Para aquéllos que como yo, recuerdan con nostalgia la fayuca que vendían afuera de su escuela, les recomiendo que visiten la mayor cantidad de 7Eleven posibles, ya que en algunos cuantos todavía se pueden encontrar dulces de los que vendían nuestros fayuqueros de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>