¿Por qué “Chupar Faros” es sinónimo de morir?

Cuando en México se dice “Juanito chupó Faros” significa, en términos prácticos, que Juanito se murió. Hace unos días Reggie me pidió que investigara de donde venía.

Para los que no los conocen, los Faros son unos cigarros mexicanos originarios de la ciudad de Irapuato. Son muy conocidos ya que son muy baratos, no tienen filtro y están hechos con una hoja de papel arroz de la misma forma que se hace cerca de 100 años.

La relación con la muerte surge a principios del siglo pasado, en la época de la Revolución. Cuentan los historiadores que los soldados, o cualquier otra persona que fuera a ser fusilada, normalmente podían pedir un último deseo, el cual, ante la muerte inminente casi siempre era fumar un cigarro. Y como en ese momento los cigarros más populares eran los Faros, la probabilidad de que el sentenciado recibiera un Faro era altísima.

Como gran parte de las frases analizadas en este blog, nadie sabe quién fue el ocurrente que la creó, solamente de donde viene, pero se me ocurre el siguiente escenario: Imagínense a un grupo de revolucionarios persiguiendo a un soldado enemigo por la sierra de Durango. Después de horas de seguirlo por fin lo encuentran escondido entre los matorrales, el líder del grupo lo toma de la camisa y le dice: “Ahora sí, ya chupaste faros…”. Podría ser, o quizá nada más tengo mucha imaginación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>