¿Por qué se celebra el día del Maestro el 15 de Mayo?

Hoy se celebra el día del maestro, eso significa que muchos de ellos (los que realmente trabajan) recibirán felicitaciones de sus alumnos y uno que otro regalito, casi siempre en forma de algo dulce que se pueda comer. Mientras tanto otros pocos (los que no trabajan) harán manifestaciones, campamentos en el Zócalo y muchas otras cosas menos enseñar. ¿Por qué se eligió este día para celebrarlos?

La historia del día del maestro se remonta a 1917, cuando un grupo de diputados (casi todos ex maestros) enviaron una iniciativa al Congreso para celebrar a los trabajadores de la educación. Dentro de esa iniciativa se propuso que la fecha para conmemorarlo fuera el 15 de Mayo, existen dos teorías al respecto de la elección de ese día en particular:

  • Se eligió para conmemorar la toma de Querétaro en 1867, cuando el ejército mexicano logró derrotar al Segundo Imperio de México.
  • A principios del siglo XX vivió en San Luis Potosí vivió un maestro que respondía al nombre de Isidro Esparza, era muy querido por sus alumnos quienes se reunían cada 15 de Mayo (día de San Isidro Labrador) para celebrarlo. Con el paso del tiempo la celebración se extendió a otros maestros, por lo que los diputados tomaron esa fecha para festejar a los maestros de todo México.

Si me lo preguntan creo que me voy más por la primera teoría, pero fuera cual fuera su origen, el presidente Venustiano Carranza firmó el decreto y el 15 de Mayo de 1918 se celebró por primera vez el día del maestro en México.

Mundialmente la UNESCO sugiere celebrar el día del maestro el 5 de Octubre, aunque en gran parte de los países se celebra otro día.

Los maestros marcan nuestras vidas, desde aquí les mando un fuerte abrazo a todos los que día a día ayudan a formar a los niños que en unos años serán el futuro de nuestro planeta. Literalmente, en sus manos está el futuro.

Post to Twitter Post to Facebook Send Gmail Post to Reddit Post to StumbleUpon

1 Respuesta

  1. En honor al MAESTRO, JOSE LUCIO RODRIGUEZ PAEZ (QEPD), mi poema . . .

    AUSENCIA MUSICAL

    ¿Qué será del piano, . . . sin sus dedos?,
    arpegios dolientes, buscando senderos,
    ¿qué será del teclado, . . . sin sus manos?,
    búsqueda angustiosa de tonos lejanos.

    ¿En donde andará el profesor, gran artista?,
    ¿en donde quedó su esencia de pianista?,
    ¿a qué niños dirigirá sus composiciones?,
    ¿a quiénes educará con sus fieles lecciones?

    ¿Quién enseñará la música a sus nietos?,
    ¿quién les despertará sus talentos, hoy quietos?
    ¿quién amenizará nuestras fiestas, los bailes?,
    ¿quién armonizará las misas de los frailes?

    ¿Se puede interpretar siendo difunto?,
    ¿con qué músicos formará nuevo conjunto?,
    ¿podrá escuchar su canción favorita?,
    “A muchos años”, me parece . . . bendita.

    Clave de sol, las notas, visten luto,
    su silencio es lacerante, en lo absoluto,
    ¡escucho los lamentos de un piano vertical,
    nos deja un gran vacío, su ausencia musical!

    Se los dice ferviente un poeta abogado,
    quedará, en este mundo, melodioso legado,
    escrito en pentagrama, en cuaderno pautado,
    al compás y cadencia de su ingenio añorado.

    Ya se le extraña, Maestro José Lucio,
    “tocándole” al Señor hallará su refugio,
    compadezco a todo aquel oído, sin sonido,
    un órgano, sin Usted, carece de sentido.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    Amecameca, Estado de México, México, a 13 de julio del 2013
    Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>