En las últimas semanas he utilizado, en más de una ocasión, la frase “estoy en ascuas” para referirme a un estado de nerviosismo y expectación mientras espero una respuesta, casi siempre de un mensaje de WhatsApp. Esta frase hecha no es nada nueva y estoy casi seguro que la heredé de mi madre. Hoy les contaré cuál es el significado de estar en ascuas.

Si consultamos la RAE tenemos que las ascuas son:

1. f. Pedazo de cualquier materia sólida y combustible que por la acción del fuego se pone incandescente y sin llama.

En términos sencillos un ascua puede ser un pedazo de carbón o leña que se encuentra prendido y está caliente, pero no genera ninguna flama. De ahí tenemos que estar en ascuas se refiere a una sensación de ansiedad generada por algo que nos mantiene intranquilos, así como la incomodidad que tendríamos si estuviéramos parados sobre algunas brasas o cabrones prendidos.

Otra frase relacionada con las ascuas es “pisar sobre ascuas”, misma que significa pensar bien las cosas antes de tomar una decisión. Aunque es menos usada, bien podría decir una persona: “Voy a pisar sobre ascuas antes de aceptar la oferta”.

La última frase relacionada con las ascuas que les voy a contar hoy es “arrimar el ascua a su sardina” que significa aprovecharse de una situación, por ejemplo: “Pedro arrimó el ascua a su sardina cuando se enteró que su jefe estaría fuera de la oficina”. El origen de esta frase plantea a un grupo de personas cocinando sardinas en una fogata cuando una de ellas acerca la brasa para que la suya se cosa más rápido.

Para serles honesto, nunca pensé que las ascuas fueran tan populares, pero ya tienen un par de frases nuevas que pueden incluir en su repertorio de dichos domingueros.