En México el término “buga” es muy común dentro de la comunidad gay para describir a un hombre heterosexual. Dicha expresión es mucho más antigua de lo que podríamos imaginarnos ya que se originó hace más de 100 años durante el Porfiriato.

Resulta que a principios del siglo XX existía un centro nocturno muy popular llamado “La Bugambilia” y, como era común en la época, los homosexuales eran discriminados y no se les permitía el acceso, aunque algunos pocos que tenían influencias lograban entrar bajo la condición de que se comportaran como heterosexuales.

Esto dio origen a la costumbre de llamar a los lugares que no aceptaban homosexuales lugares para “bugas” como contracción de bugambilia, haciendo referencia al afamado lugar. El apodo se fue popularizando a toda la República y persiste muchos años después hasta nuestros días.